Seguidores

Translate

lunes, 28 de marzo de 2016

domingo de resurrección



Otro año más se acabó la semana santa. Para un fotógrafo es un momento fantástico para capturar buenas imágenes, independientemente de credos, contradicciones o gustos. Ahora toca la revisión de lo hecho, la depuración previa y la reflexión. En mi caso, estas imágenes dormirán un tiempo, casi un año, antes de volver a verlas y seleccionarlas. Es una manera de distanciarme de ellas para apreciarlas con otros ojos.
Dejo una imagen tomada este domingo de resurrección en Iznate, pequeño pueblo de la Axarquía malagueña donde por segundo año nos encaminamos, atraidos por su mezcla de lo humano y lo divino y sobre todo, por el calor de su gente. Va por ellos.

5 comentarios:

Luis dijo...

Un buen modo de apreciar lo que vale de lo que no. El tiempo . Un abrazo

Enrique Chapín dijo...

No se como puedes aguantar un año, yo sería imposible, pero no es mala práctica, que conste.

Una foto intemporal.

Abrazo.

José Ramón dijo...

Es bueno separarse un poco de nuestro trabajo para valorarlo con mayor objetividad, cosa que es difícil, Enrique

César HDiago dijo...

No suelo esperar tanto tiempo pero coincido contigo en que pasado un tiempo varía la objetividad y la futura edición.
Un abrazo

JazzC dijo...

Muy buena. Las expresiones de los que aparecen es realmente buena.
El punto de vista muy acertado.
Un saludo.