Seguidores

Translate

domingo, 6 de enero de 2013

Cabalgata de Reyes
















Esta foto es muy antigua. Es de la cabalgata de Reyes de 1992 en Calle Carretería en Málaga. Entonces ni me imaginaba ser padre de dos niñas maravillosas que año tras año me obligan a armarme de paciencia y bajar al bullicio que supone este momento. Pero no la he colgado por esto. Anoche la cabalgata arrollo a un niño de seis años que se lanzó a coger un caramelo. Murió prácticamente en el acto. Seguro que todos los sistemas de seguridad funcionaron, no lo pongo en duda, pero ocurrió lo peor. Quizás si pusieran vallas de seguridad no habría pasado. Quizás si no se lanzaran caramelos. Quizás si nosotros como padres estuviésemos más pendientes tampoco. Quizás...en fin, la fatalidad. Ahora solo nos queda lamentarnos y reflexionar pensando que hacer para que no vuelva ocurrir, para que la noche de Reyes sea lo que debe ser.

4 comentarios:

M. Ruiz de Quero dijo...

Ciertamente es lamentable y muy triste, los que somos padres no queremos ni imaginarnos como estará esa familia. Un abrazo.

Luis Serrano dijo...

Me uno al dolor que este tipo de errores administrativos causan en familiares y allegados.
Una foto para recapacitar.
Un abrazo

Alfredo Oliva dijo...

Seguro que no hay un dolor comparable al que deber sentir ese padre. Algo terrible.
Un abrazo

alberto cabero fotografia dijo...

yo como padre cada vez que escucho la noticia me recorre un calambre por la columna...no lo quiero ni imaginar... pobres padres,llevar a tu hijo a ver a los reyes, a ver como se les dilatan los ojos como muestran atonitos su inocencia..y que todo termine mal!!! Durisimo,estoy seguro que no puede haber un dolor mas terrible y mas injusto, esta claro que algo hay que hacer,